El gusto


Condiciones

Es que el viento no me deja.
Yo no sé respirar como los peces,
no sé combinarme con lo que no se adhiere,
lo que no viene ya dispuesto a arremolinarse
en formas de las que yo participe,
cambiarme por hélices
o fantasmas de harina.

Sin la vuelta de las cosas
el horizonte está siempre en un punto fijo; no,
yo quiero que la distancia a la línea de la rompiente
no entienda de las medidas del hombre
y que todos los hombres lo sepan;
que el viento no traiga arena sino almizcle
y que todos los hombres lo sepan;
que haya cena y fiesta en nuestra casa del mar
y que todas las mujeres lo sepan.


Imagen del día

Metáfora del día: el mundo es hoy un músculo, una lengua extendida y contraída como una cobra sin ojos.
¿Los edificios, las universidades donde se esconden institutos, críticos, suicidas? Alfileres de cabezas gigantes, papilas gustativas, antenas termodinámicas de pocos gestos y taninos sutiles, casi subjetivos.
Nacho: -Ya lo sabemos, el gusto personal no existe.


Ocupación del espacio

El aire en una fina capa de agua
recostada curva
sobre la corteza
Alga, medusa, aguaviva,
gelatina líquida

Siempre que el día gira
el suelo pasa
como rodillos
bajo la espalda

De cerca, hay savia al nivel del mar
Haga, hagan, hagamos
rituales
bailados arriba de la plataforma,
contra la rompiente


Algunos

Algunos perdimos la palabra.
Nos volvimos pedregosos.
Vos sos una manzana amarilla.
Yo soy una pera dorada.
Lo sensual es la luz, y alcanza.

En la ventana el paisaje.
No concebimos la lluvia.
Vos eras una fruta dorada.
Yo era una pulpa dorada.
Lo que habla es la luz, y calla.


Ciudad

Desde cualquier lado se ve el resto de los lados, me dijeron de esa ciudad.
Pensé: una explanada infinita y vacía.
Pensé: ¿dónde termina?
Pensé: el monte en el que uno está pasa a ser el más elevado.
Pensé: ¿vive alguien más?
Pensé: ahí lo que no se ve se adivina.
Pensé: ¿para qué vivir donde no hay nada por ver?
Hay que pensar menos en la forma que le dan sus murallas, me dijeron.
Hace tiempo que la ciudad se extiende por fuera.


Particularismo

Sin símbolos apropiables, todas las imágenes serían válidas. El cerebro perfecto, sin catalizador posible, descansaría.