Nocturnos / Texto

nocturnos (fotografías)
del 2 al 29 de mayo de 2009 en el club cultural matienzo
Volver a las fotos



i. un texto para la exposición, después de inaugurarla
martu quiere que cambie la música de la fiesta – el sms termina con “y decile al dj que saque esa música de mierda” – alan dice que no le dé bola, caprichoso dice – pero alan no trajo la laptop de su mamá con la que iba a pasar música en el primer piso donde era la inauguración de mis fotos (”slow motion dancing” me tiró por teléfono el fanático de chris isaak que actúa entrecerrar los ojos y aullar la letra de wicked games cuando suena “aunque en realidad es mentira, sólo quiero pasar el último disco de los yeah yeah yeahs”) – a mati le digo que no hay segunda música porque alan nunca cumple con lo que dice siempre que va a venir a hacer – igual cuando me dice que no le dé bola asiento y le sonrío como bebé – yo igual quería conseguir otra pc y ponerle música, no es que me preocupe le digo sino que quería alegrarlo, cumplir con su expectativa – apenas le digo eso dudo de que mi altruismo sea absolutamente sincero – después de todo es la inauguración y quiero que me amen – hace tiempo descubrí que es con bondad y con entrega y poco más – para las vacilaciones, los reproches, lo que pudo haber sido pero no fue*, todas esas impurezas del cariño, de la pertenencia, están las fotos – subo a verlas

ii. *notas para una próxima etapa
las miro y me parece que hay que seguir – quiero todo eso que puede ser, que pudo haber sido, que podría ser la próxima vez, que todos esperan siempre que pase y a veces hacen – la ficción de una generación no sin los vaivenes, las excitaciones y el aburrimiento de lo real, pero otra – no lineal – posible – no distinta pero literaria, abierta
-
la próxima instancia es de la belleza – la distancia que yo quería al principio llega al final, el reverso de la foto, cuando los quiero y conozco como a hijos y se van

iii. una conversación con juan entre signos de pregunta
la generación de poscrisis – poscromañón – resurge sudamérica – la progresista, moderada – la de capusoto por el canal siete – la del arte callejero que se hace en la facultad de diseño – y fiestas en lugar de boliches – la bomba del tiempo y la bubamara – la evolución de la electrónica, el funk que no vivimos, la música regional y sociable y progresista y alegre, ese híbrido tribal balcánico africano latinoamericano, manu chao chic -onda vaga-, lisandro aristimuño – la marihuana light – la de más acceso a la información, pero que no busca ser sabia – la de la universidad en decadencia – la menos profesional – la del work&travel, europa por bria, el viaje a perú – más indie y menos under, menos confrontadores, más visibles – más expectantes, el hacer sin conciencia, con una imagen propia de pasividad – más alegres, menos revulsivos – menos absolutos, menos significantes, pero no más superficiales – relajados pero no boludos – ¿de transición? – ¿sensibles? – ¿son sólo mis amigos?

iv. los nocturnos son fotografías directas digitales tomadas del 2007 al 2009 principalmente en buenos aires.

agustín jais